¿Por qué aplicar BPM y protocolos de higiene en tu planta cervecera?

Por qué aplicar BPM y protocolos de higiene en tu planta cervecera

Las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) son una serie de prácticas y procedimientos que se encuentran incluidos en el Código Alimentos Argentino (CAA) desde el año 1997, y son obligatorias para los establecimientos que comercializan productos alimenticios. 

Todo cervecero debe saber que la realización de estas prácticas es sumamente importante sí se desea lograr la inocuidad de los insumos utilizados en el proceso. Las BPM permiten diseñar adecuadamente la planta y las instalaciones, realizar en forma eficaz los procesos y operaciones de elaboración, almacenamiento, transporte y distribución de los mismos.

La idea de su correcta aplicación es, además de conseguir productos de calidad, generar confianza en los clientes y/o consumidores. Una buena cerveza sólo se consigue sí se respetan los principios esenciales de higiene de los alimentos a lo largo de todo el proceso de producción, desde el almacenamiento de los insumos hasta la maduración y almacenamiento de la cerveza ya elaborada.

Taller de BPM Y POES

¿Por qué aplicar BPM y protocolos de higiene en tu planta cervecera?

– Es la base principal dentro de la cadena productiva, para generar productos de calidad.

– Evitamos posibles contaminaciones dentro de la cadena productiva.

– Se disminuyen los errores en producción.

– Al generar una trazabilidad en la elaboración, se disminuyen las pérdidas económicas por malas prácticas.

– Incorporar las BPM al personal de planta, genera mayor seguridad en producción.

Por otro lado, cuando se habla de POES ( Programa Operativo Estandarizado de Saneamiento) básicamente se está haciendo referencia a un documento o manual cuyo objetivo principal va a ser el de reflejar la limpieza de todo lo que esté dentro del establecimiento cervecero. Es decir, la parte edilicia, el personal, instrumentos, equipos, utensilios, etc. 

Los procedimientos de limpieza deben armarse específicamente para cada herramienta, utensilio, equipo, superficie, etc. que deban ser limpiados. No es lo mismo limpiar una olla de aluminio que ha sido utilizada para realizar el hervor, que limpiar o sanitizar un enfriador contracorriente de acero inoxidable.

BPM Y POES

La idea es que sea un documento totalmente adaptado al establecimiento, cuyo objetivo es abarcar en forma integrada todos los aspectos referidos a la higiene. Este objetivo básicamente es: 

− Generar las condiciones de mantenimiento de superficies para que se puedan limpiar correctamente. 

− Diseñar el procedimiento de limpieza de cada superficie, utensilio, equipo, etc.

− Proteger las superficies limpias y evitar la contaminación con químicos. 

− Chequear diariamente, con ayuda de una planilla, el estado de higiene y/o mantenimiento de todas las superficies. La planilla debe ser firmada y guardada por el responsable. 

− Realizar análisis periódicos, para corroborar que el diseño de la limpieza es efectivo.

La aplicación de las buenas prácticas de manipulación e higiene son la base del desarrollo dentro de una cervecería. Una correcta aplicación generará seguridad a tus clientes, y te dará la confianza y certeza de que estás haciendo las cosas bien. 

La contaminación por malas prácticas dentro de tu cervecería no solo podría perjudicar tu producto final sino también implicar pérdidas económicas que seguramente hubieras querido evitar. 

Te invitamos a conocer nuestro Taller de BPM y POES, en donde podrás capacitarte junto a verdaderos profesionales! ¡Reservá tu lugar ahora!

¿Por qué aplicar BPM y protocolos de higiene en tu planta cervecera?